Reseña Histórica

Reseña Histórica
En 1957, La Hermana Teresa Restrepo Jiménez Directora del colegio Inmaculada Auxiliadora, en compañía de un grupo de exalumnas y de padres de familia, dio inicio a una obra social denominada Residencia Santa Ángela. Por no tener un local adecuado, las artesanías, que funcionaban en esa residencia, con aprobación del Departamento, fueron suspendidas. En 1959, Las superioras entonces pidieron su traslado al local situado en la Cr 52 N. 109ª – 18, Barrio La Francia, propiedad de la Comunidad Religiosa, la solicitud es atendida. La nueva obra se denominó Residencia Social Santa Teresa, en honor a su fundadora, Hermana Teresa Restrepo Jiménez.

Con ello se dio apertura a una nueva casa de las Hijas de María Auxiliadora cuyo objeto era atender a las familias de los barrios Andalucía y La Legua, en su mayoría conformados por gente muy pobre y muy necesitada espiritualmente.
Inicialmente se prestaban servicios médicos y odontológicos con practicantes de la U de A, se repartían alimentos y ropa, se visitaban los hogares, se atendían las necesidades más urgentes de los habitantes del barrio y se implementó el oratorio festivo.

Al inicio, el proyecto no contemplaba la apertura de clases formales sino de un tallercito de sólo tres tardes por semana, para enseñar a las niñas: catecismo, costura, algo de economía doméstica y culinaria. El inspector de artesanías, don Antonio Valderrama, visitó la clase y quedó gratamente impresionado. Les dio a las niñas normas y consejos, y les prometió la aprobación de la escuela. Así nació la nueva obra.

Entre 1963 y 1980 las actividades fueron muy variadas y a veces sin solución de continuidad: esporádicamente grupos de primaria, servicio médico y odontológico diario, artesanías, alfabetización de adultos, bachillerato nocturno, bachillerato radial, catequesis en las escuelas y en la parroquia, preparación de catequistas, oratorio festivo, restaurante escolar y visitas a las familias.
Es constante el esfuerzo de la comunidad, local e Inspectorial, benefactores y entes departamentales por adecuar y construir los locales en la medida en que las obras y el personal atendido lo requieren. Pero también son años de incertidumbre debido a las inundaciones ocasionadas por la quebrada La Emilia, que pasa por el patio, y obligan a suspender actividades. Después de varios intentos parciales de solución, el problema se resuelve definitivamente sólo en 1992 con el entamboramiento de dicha quebrada, gracias a la Secretaría de obras públicas departamentales y a un auxilio de Missereo.
El año 1981 se inicia con la noticia de la apertura en casa de tres grupos de 1° de Bachillerato diurno, dependientes del IDEM Asia Ignaciana, dirigido por las religiosas Siervas de San José. Para el 1982, estos grupos vuelven a la sede principal y las dos Hermanas de la comunidad que tienen nombramiento se desplazan allá para dictar las clases.

El 22 de noviembre de 1982 se tiene la grata sorpresa de la visita del doctor Gonzalo Arboleda, Secretario de Educación Departamental quien promete, para 1.983, la creación de un liceo de bachillerato en Santa Teresa y autoriza la inscripción de niñas de quinto de primaria para iniciarlo con ellas. En todo esto hay que reconocer la intervención efectiva y eficaz de la Jefe de Núcleo María Elsy Oquendo.

El 19 de enero de 1983 se tiene conocimiento del Decreto 0025 expedido el 13 de enero con el que se refrenda la promesa del Dr. Arboleda.

La ayuda de los bienhechores para la dotación del colegio se hizo sentir y esto mostró una vez más que la obra era según el corazón de Dios y el querer de Don Bosco.

En Abril de 1984 se da inicio de la construcción de unos salones para el bachillerato, gracias a la generosa ayuda del Centro del Instituto, de las casas de la Inspectoría, del mismo departamento y del aporte de los padres de familia y de pequeñas donaciones.

Para 1985 el centro de artesanía sigue muy floreciente, no se alcanza a dar respuesta a todas las solicitudes. Pero se cierra el dispensario debido a la poca demanda del servicio por el incremento de los centros de salud en el sector.

En 1986 El Idem (Instituto Departamental de Enseñanza Media) Santa Teresa abre sus puertas al grado noveno, por lo tanto el mayor empeño de la comunidad es lograr su aprobación oficial. Este año funcionan nueve grupos de bachillerato, con 17 profesores y 330 alumnas. Se cuenta ya con los salones necesarios. Además durante el año se pone en marcha la Biblioteca escolar.

El 6 de noviembre de 1986 es un día de extraordinario regocijo para la comunidad y de profundo agradecimiento a Dios y a María Auxiliadora: se recibe el Decreto No. 13047 del 17 de octubre de 1.986 mediante el cual se aprueba el Idem Santa Teresa hasta nueva visita.

En 1987 se realizan las matrículas durante el 20 y el 21 enero. Las solicitudes son numerosas. Ya en el Idem, se implementan los grados de sexto a noveno con un total de 372 alumnas. En artesanías la demanda es muy alta, ese año funcionan: 17 talleres con 576 alumnas y ocho profesores; no obstante muchas personas quedan sin cupo.

Llega 1988, el año del centenario de la muerte de Don Bosco, un año marcado por el fervor salesiano y catequístico, y la celebración de las bodas de plata de la obra y de las artesanías.

En agosto de 1989 se da inicio al estudio de viabilidad para la implementación del grado 10°, con la asesoría de las Hermanas del Equipo Inspectorial.

A finales del año 1991 se realiza la demolición de la antigua edificación para dar paso a la construcción que alojará la casa de las Hermanas y las artesanías.

En poco tiempo, justo el 10 de abril de 1992, se inaugura la cobertura de la quebrada que atraviesa los terrenos donde funcionan el colegio y los locales construidos para albergar las artesanías y la vivienda de las Hermanas.
1993 está marcado por la visita de la Madre general, Madre Marinella Castaño. La pastoral en la obra es muy viva lo mismo que su proyección a la comunidad del entorno.

Hacia 1994, se ultiman los trabajos de la construcción que habían quedado pendientes.
El 3 de diciembre de 1994 se gradúan con mucha alegría las primeras 39 bachilleres comerciales del Idem.
Para atender a las necesidades educativas del sector y dar respuesta a las exigencias planteadas por la Ley general de Educación 115, en 1995 se inician los estudios sobre la viabilidad de la primaria.
En 1996, Sor Sara Cecilia comparte con la comunidad su proyecto de tesis de licenciatura. Su propuesta consiste en hacer de la obra una única Institución, esto podría brindar al barrio la oportunidad de una carrera media ocupacional. Llega el mes de julio y Sor Margarita María Fonnnegra asiste a una reunión del Consejo Provincial para presentar el estado de la obra y las perspectivas de futuro.

Durante el año 1997 se intensifican los esfuerzos por tener la primaria completa, y el Técnico en diseño de modas y patronaje.
El 20 de febrero de 1998 se tiene la aprobación y legalización del funcionamiento del nivel de básica de primero a noveno en el Centro de formación de adultos, mediante la Resolución 000348 del 13 de febrero de 1.998 emanada de la Secretaría de Educación y Cultura del Departamento.
El 8 de mayo de 1998 se inauguran el coliseo y la unidad sanitaria, una construcción fruto de muchos sacrificios de la comunidad en colaboración con la Secretaría de Educación. Se inician los preparativos para implementar el Programa Patio como contraprestación a la inversión hecha en la planta física por la Secretaría de Educación. Este compromiso es por 10 años.

El 29 de enero de 1999 llegaron los profesores del centro de formación. En la primera reunión se les informa sobre las dificultades surgidas en relación con el funcionamiento del centro a raíz de un comunicado de la Secretaría de Educación Departamental según el cual no se pueden empezar clases hasta nueva orden, dado que a partir de este año, si bien la educación formal: bachillerato básico de adultos, continúa a cargo del Departamento, la educación no formal ?artesanías- será competencia del Municipio. Esta decisión interrumpe la marcha normal hasta tanto se conozcan detalles sobre cómo va a funcionar la obra. Todo esto se da en el marco de la reforma educativa que está llevando adelante el gobierno.

El 1° de febrero de 1999 llegan las alumnas del centro de formación que van a estudiar el bachillerato básico de adultos y el 28 del mismo mes se da inicio a las actividades deportivas del patio. A ellas participan los niños y los jóvenes del sector.

El 23 de Febrero de 1999, Sor María Villa encargada de las artesanías va a la Casa Inspectorial, invitada por la Madre Eunice Mesa, para participar en la reunión del Consejo Provincial y plantear la difícil situación del Centro de Formación. Después de escucharla se determina estudiar el caso y buscar una solución, pues esta es una obra prioritaria de la Provincia y hay que atenderla. Se plantean varias propuestas.

A María Auxiliadora es encomendada la gracia de una respuesta positiva de los entes gubernamentales que nos permita continuar con este trabajo, en favor de la promoción de la mujer.
La situación continúa siendo muy difícil y a mediados de abril salen las primeras profesoras de artesanías trasladadas a otras instituciones por la Secretaría de Educación.

Por resolución No. 7755 del 23 de agosto de 1.999, la Secretaría de Educación Departamental fusiona el Bachillerato básico de adultos con el Liceo. Esto implica el cambio de nombre del Liceo Santa Teresa por el de Colegio Santa Teresa. Esta resolución da solidez a la básica primaria y una cierta estabilidad a la educación de adultos.

En septiembre 11 de 1999 se hace entrega del certificado de Bachillerato Básico a un grupo de 20 mujeres entre jóvenes, esposas y madres solteras que cumplen con los requisitos de ley.
A finales de este mes, Sor Eunice visita la comunidad acompañada por unas Hermanas del Consejo Inspectorial: con el fin de estudiar nuevamente la situación del Bachillerato básico de adultos y de las artesanías. Después de un buen rato de reflexión se decide suspender la matrícula para el 2000 en el bachillerato de adultos, pues aunque se contaba con la aprobación oficial, no se lograba el número de solicitudes exigido para el funcionamiento de cada grado. Se queda a la espera de la decisión de la Secretaría de Educación Municipal. Sor Eunice afirma que en el caso de que esta sea negativa, el Consejo Provincial entraría a reflexionar sobre algunas alternativas para reiniciar la obra de las Artesanías.

Durante los años 2000 al 2002 el problema de las Artesanías sigue sin resolverse por parte de la Secretaria de Educación del municipio de Medellín. La Comunidad continúa buscando soluciones y dando respuestas parciales entre otras vincular a la obra exalumnas voluntarias. El 26 de febrero de 2002 se reinician las clases.

El 30 de diciembre de este año, después de ingentes esfuerzos, ante la imposibilidad de continuar sosteniendo el Centro de Artesanías, el Consejo Provincial y Sor Eunice Mesa determinan cerrar la obra.
Los factores que influyeron en esta decisión fueron múltiples:

1. La reforma de la educación por la ley 715 de 2002.
2. El traspaso de la educación no formal de adultos del departamento al municipio y la no asunción de esta por el municipio.
3. La implementación del programa Jóvenes en acción por parte del gobierno: programa gratuito y con muchos incentivos.
4. La inscripción de 23 personas en el bachillerato básico de adultos, requisito para cursar la técnica laboral en el 2003, pero a la matrícula no se presenta ninguna.

5. La inseguridad que se vive en el barrio con manifestaciones violentas y fronteras invisibles que impiden la libre movilización de las personas.
6. La constatación de que la mayoría de las personas que frecuentan las artesanías deben utilizar transporte para desplazarse a la institución.

En 2002 con Resolución 16182 de la Secretaría de Educación Municipal y con modalidad académica, inicia su vida como Institución Educativa Santa Teresa perteneciente al municipio de Medellín
En el 2004 se adecúan los locales para dar viabilidad al restaurante escolar solicitado por la Secretaría de educación: para ello se cuenta con el apoyo de Bienestar familiar y Fraternidad Medellín. Con el beneplácito de la Secretaría de Educación del municipio, la subsecretaría de educación No formal se traslada a CAUMCES el inventario de artesanías para continuar allí la obra de promoción de la mujer. Este es dado en comodato a la Comunidad FMA.
En el 2005 se da inicio al proceso que culminara el 19 de noviembre 2007 con la entrega a la Institución, por parte del alcalde de Medellín Doctor Sergio Fajardo, la Secretaría de Educación y el ICONTEC, del Certificado en Gestión de calidad según la norma ISO 9001:2008.
El 20 de agosto de 2008 con motivo de la celebración de las bodas de plata de la Institución Educativa Santa Teresa, se programaron varios actos significativos para festejar estas efemérides.
En el 2010, La administración de la Institución Educativa, pasa a manos de un Rector laico. En este momento se cuenta con 2 preescolares, 27 grupos de 1° a 9° de educación Básica, y 5 grupos de Educación Media, 3 directivos docentes, 44 docentes, restaurante escolar, Biblioteca, 3 salas de cómputo, laboratorios de física, química, matemáticas, computadores y televisores en todos los salones, bibliobanco, escuela de padres, grupo de teatro, grupo de exalumnas y de cooperadores y 1400 estudiantes entre niños y niñas.
El primer rector laico, don Roberto Emilio Aguilar Monsalve acompaña la Institución hasta el mes de septiembre de 2011 quien, por razones ajenas a su voluntad, debe retirarse.

Durante este corto periodo, dirigió la institución basado en los principios de la familia salesiana, misión que continuó la señora Aura Cecilia Medina Correa, al ser nombrada en enero de 2012.
Durante su administración se abren 2 nuevos grupos de transición, la media técnica en Gestión Humana de las que han sido graduadas dos promociones. Se proclama además la primera generación mixta en 2014.
El proyecto de vida fue visibilizado en clave de los 8 hábitos para las personas altamente efectivas. Se presenta su slogan -Estudiantes hoy, líderes mañana-. Este proyecto ha dado a conocer la institución en el ámbito municipal, nacional e internacional.

Esta gestión finaliza en agosto de 2018, al ser nombrada rectora para otra institución de la ciudad.

A finales de 2018, llegó como rector, a formar parte de esta historia abonada durante 35 años, el señor René Alejandro Londoño Cano, quien estuvo hasta diciembre del mismo año. El 9 de enero de 2019 asumió como rector el señor Héctor Hernán García Duque, a quien le deseamos mucho éxito y exhortamos para que, de su mano, se continúe construyendo la historia de esta hermosa, luchada y amada I.E Santa Teresa.